jueves, 7 de noviembre de 2013

Ya anciano, barba blanca




Para John Heath


Ya anciano, con barba blanca,
sin dolores de articulaciones,
como ningún otro de mi edad,
corro, ando en bicicleta todo el día,
siento que todavía soy un muchacho
de veinte o treinta años, no tengo
perdón del cielo, juego a corretear
palomas en el jardín de grama
especialmente diseñado
para que mi hija corra sin peligro
de caerse
en la tierra áspera, dura;
la última vez que perdió el equilibrio
se hirió las rodillas y lloró por una hora;
pero yo, anciano, barba blanca,
sin dolores en las articulaciones,
animo a mi corazón para que salga a correr
por la grama lisa, blanda, rass;
lo cuido igualmente
como si fuera mi hija,
corre haciendo piruetas;
por más áspera y dura que sea la tierra,
sobreviviente de una dictadura,
mi corazón, no se cae, 
no se hiere las rodillas,
no se queda quieto un rato,
sale a correr en bicicleta todo el día.



2 comentarios:

ana dijo...

hermoso poema, saludo a tu corazón sobreviviente
anita

Amanda Espejo dijo...

Invencionero...te pillé!!! ¿Cómo es que yo no sabía de este blog tuyo?

Eduardo...gracias una vez más por tu amistad y buena intención en todo lo que haces. Me encantará visitarte aquí.

Abrazos de colores!!!